Menú Cerrar

Defender los principios básicos de la civilización cristiana

Tradición y Acción es una asociación civil, registrada con el número nacional 168316 de la sección 1a, libremente constituida por seglares católicos, para defender los principios básicos de la civilización cristiana: la tradición, la familia y la propiedad.

Ante la galopante paganización de nuestra sociedad, que da la espalda a estos principios, la asociación Tradición y Acción emprende una campaña intitulada: “Reinaré en España”.

El 30 de mayo de 1919, el rey Alfonso XIII consagró solemnemente España al Corazón de Jesús, al pie del grandioso monumento al Sagrado Corazón erigido en el Cerro de los Ángeles. En la fórmula de consagración el Rey decía: “Corazón de Jesús Sacramentado, Corazón de Dios-Hombre, Redentor del Mundo y Señor de los que dominan: España, pueblo de tu herencia, se prostra hoy reverente ante este trono de tus bondades que para ti se levanta en el centro de la Península.” […]

“Venga a nosotros vuestro santísimo Reino, que es Reino de justicia y amor. Reinad en los corazones de los hombres, en el interior de los hogares, en la inteligencia de los sabios, en las cátedras de la ciencia y de las letras, en nuestras leyes e instituciones patrias.”

Los fines estatutarios de la asociación son los siguientes:

Artículo 2º

La existencia de esta asociación tiene como fines:

  1. La promoción, la protección y la defensa de la matriz cristiana de la civilización occidental e hispánica, desarrollando actividades propias para la difusión y defensa de los valores de la tradición cristiana, de la institución de la familia y del matrimonio, de la propiedad privada y la libre iniciativa.

  2. La difusión y la promoción, en el ámbito específico de los laicos, del mensaje, la moral y los principios del Evangelio, de las enseñanzas del magisterio de la Iglesia Católica y de la literatura religiosa, en general.

  3. La promoción y la defensa de la institución familiar, de los valores familiales y del matrimonio cristiano.

  4. El reconocimiento, la promoción y la defensa del derecho a la vida y la protección del ser humano desde la concepción hasta la muerte natural.

  5. La defensa de la infancia víctima de malos tratos físicos y espirituales y la promoción de la adopción de los niños abandonados, así como la preservación de un entorno cultural sano que favorezca el desarrollo moral de niños y jóvenes.

  6. La promoción y la defensa del patrimonio cultural hispánico, europeo y occidental, con particular empeño en la preservación y la restauración de bienes patrimoniales culturales en peligro o en estado de abandono.

  7. La sensibilización de la opinión pública en relación a las cuestiones culturales en su sentido más amplio, esto es, los asuntos religiosos, filosóficos, históricos, artísticos, jurídicos, sociales, científicos, educativos, filantrópicos, humanitarios y familiares, así como en relación a los problemas de la infancia y la juventud, la defensa del medio ambiente, el respeto del derecho de gentes y de las libertades públicas e individuales.

  8. La acción por todos los medios legales, inclusive judiciales, contra los atentados a los valores cristianos (ultrajes, blasfemias, sacrilegios, etc.), a la vida humana, a la familia y al matrimonio cristiano, a los derechos de la infancia y de la juventud, en particular aquellos atentados realizados por medio de la publicidad o por medios escritos, audiovisuales, telefónicos, radiofónicos o mediante el uso de las modernas tecnologías de información. 

Tradición y Acción, Apartado 53496 – 28006 Madrid